BIODESCODIFICACIÓN Y FÍSICA CUÁNTICA

EL OBSERVADOR

Física Cuántica

El común denominador entre la Biodescodificación® y la Física Cuántica es el Observador.

La teoría primordial la observamos en el experimento de la doble rendija, donde aún los más experimentados científicos no se ponen de acuerdo sobre sus conclusiones. Lo que si saben sin lugar a dudas es que es el Observador el que marca la diferencia entre los resultados obtenidos.

El es Observador es que afecta la realidad y en Biodescodificación® lo entiende para cada persona, es decir, cada experiencia de cada persona son la consecuencia de sus propias creencias, esto indica de que cada persona es responsable de su vida.

En resumen, las experiencias son la consecuencia de las creencias y de cada información inconsciente de cada uno de los seres de este planeta.

Bajo esta premisa entendemos que todo lo que nos rodea está íntimamente relacionado con cada uno de nosotros, y esto nos da una peculiar herramienta para conocernos a nosotros mismos a través de las interacciones con las demás personas.

Visto bajo otra óptica, la Biodescodificación® nos indica que la realidad que conocemos como el mundo exterior está vinculada con la interacción del Observador, interpretación que conlleva a los más avanzados descubrimientos de la Física Cuántica.

La fuente de esta interacción es la propia Conciencia y esta Conciencia está vinculada a los pensamientos, las emociones, las creencias y la información asociada de nuestros ancestros (padres, abuelos, bisabuelos, etc.).

Esto nos lleva al tema de trabajar a pensar con mente cuántica y tomar en cuenta de como hay que interpretar una imagen proyectada del modelo de realidad ya que la realidad que vemos, ahora sabemos que es una mera interpretación de nuestras experiencias y/o estado de ánimo o sea dependiendo de esto veré una realidad u otra con la sabiduría de que ninguna es real, todas son interpretaciones.

EXPERIMENTO DE LA DOBLE RENDIJA

Al analizar los principales experimentos que fundamentan la Física Cuántica vemos ideas que podemos extrapolar a nuestra propia vida. Por ejemplo, como se indicó arriba, el Experimento de la Doble Rendija indica que el Observador es participante activo y determinante; el
Principio de Incertidumbre de Heisenberg determina:

«la física no es algo estable y duradero, ya que las partículas están en movimiento constante; el Entrelazamiento Cuántico habla de que una partícula influye en lo que le pasa a otra más allá del tiempo y el espacio; el Holograma explica que la parte está en el todo y todo está en la parte, …».

Un terapeuta de Biodescodificación® al integrar estas ideas con su consultante lleva a comprender que cada paciente tiene dentro de sí la causa de sus síntomas y/o enfermedades, con lo cual la persona deja de ser víctima y aprende a ser maestro de sus circunstancias.

Esto es muy positivo porque aprendemos a ser adultos emocionales y que somos responsables de nuestros conflictos y por ende de lo que nos pasa, para así tomar las riendas de nuestra existencia. Si bien es cierto de que no podemos cambiar las personas, las circunstancias que nos rodea, si podemos elegir la forma de verlo e interpretarlo y aquí donde radica el libre albedrío que tanto pregonan las distintas religiones.

Tenemos el poder de decidir como queremos vivir las experiencias que la vida nos manda, como víctima de las circunstancias o como maestro de las mismas, lo cual redundará en nuestra experiencia personal.

EL ENIGMA CUÁNTICO

Autores como Bruce Rosenblum y Fred Kuttner en su libro El Enigma Cuántico nos hablan de encuentros entre la física y la conciencia, estos profesores del Departamento de Física de la Universidad de California Santa Cruz, nos dicen que “las teorías científicas deben ser comprobables, las interpretaciones no tienen por qué serlo”.

Un método holístico que integra al ser humano como un todo formado por cuerpo, mente y espíritu, establece analogías para comprender y trascender que las causas y los efectos que se manifiestan en la Vida Externa están en Nuestro Interior.

Esto es una gran suerte ya que nos cambia el paradigma actual por otro en el que la solución de mis conflictos se encuentran dentro de mí y no fuera.

Al comprender que somos hologramas, nos vamos a la teoría del holograma donde nos indica «el todo está en la parte y la parte está en el todo».

Llevado al campo de la mente cuántica nos indica que toda la información de nosotros y nuestros antepasados se encuentra perfectamente grabado en nuestro inconsciente.
Permitiendo abordar al inconsciente mediante técnicas, como la Programación Neurolingüística y Hipnosis Ericksoniana, se obtienen terapias muy rápidas para el bienestar del paciente.

LA CUANTICA Y EL INCONSCIENTE

La Física Cuántica y la Sicología nos han enseñado que el inconsciente tiene unas cualidades muy peculiares y es que en primer término es atemporal, esto quiere decir que el tiempo no existe para él, pasado, presente y futuro es lo mismo o sea vive en un eterno presente, lo cual
es una gran ventaja para el terapeuta ya que la información se puede vivir siempre en presente y al cambiar su interpretación y toma de conciencia se establecen nuevos patrones que inducen a que los tratamientos médicos que tenga el paciente actúen más rápido, optimizando su pronta recuperación y sanación.

Otro aspecto es que para el inconsciente la otra persona no existe, es solo una proyección de nuestro interior lo que conlleva que al cambiar nuestra percepción el inconsciente cambia la programación asociada al conflicto, lo que nos lleva a la tercera característica, el inconsciente es inocente o sea no hace ningún tipo de juicios, su única responsabilidad es supervivencia y responde sólo a las emociones, como por ejemplo, ante el miedo al oso nos dará un chute de adrenalina para que corramos como nunca lo habíamos hecho.

FISICA CUANTICA Y LA TEORIA DE LA RELATIVIDAD

La física cuántica nos hace otra propuesta de la realidad y nos aporta una nueva forma de ver el mundo que nos rodea, una filosofía cuántica.

A partir de esto, la palabra cuántica se establece como atributo para los procesos de todas las disciplinas tanto científicas como humanistas ya que su aplicación no excluye a ninguna de ellas. Al entrar con una mente Cuántica el mundo de las infinitas posibilidades se nos abre y los pensamientos cotidianos estarán siempre en coordinación con nuestro estado de conciencia, al aumentar este nos convierte en verdaderos potenciales de vida.

Albert Einstein ya nos decía en su época:

«Hay dos cosas infinitas: el universo y la estupidez humana. Y del universo no estoy seguro»; «Si no lo puedes explicar de forma simple, no lo entiendes suficientemente bien»; «No tengo talentos especiales, pero sí soy profundamente curioso»; «No estoy seguro que las leyes físicas que rigen actualmente sean las mismas en un futuro».

Einsten también nos aportó:

«La teoría de la relatividad especial, también llamada teoría de la relatividad restringida, es una teoría de la física publicada en 1905 por Albert Einstein. Surge de la observación de que la velocidad de la luz en el vacío es igual en todos los sistemas de referencia inerciales y de obtener todas las consecuencias del principio de relatividad de Galileo, según él, cualquier experimento realizado, en un sistema de referencia inercial, se desarrollará de manera idéntica en cualquier otro sistema inercial».

«La teoría es «especial», ya que sólo se aplica en el caso especial donde la curvatura del espacio-tiempo debido a la gravedad es despreciable.? Con el fin de incluir la gravedad, Einstein formuló la relatividad general en 1915. La relatividad general es capaz de manejar marcos de referencia acelerados, algo que no era posible con las teorías anteriores. ?La Teoría de la relatividad especial estableció nuevas ecuaciones que facilitan pasar de un sistema de referencia inercial a otro.

Las ecuaciones correspondientes conducen a fenómenos que chocan con el sentido común, como son la contracción espacial, la dilatación del tiempo, un límite universal a la velocidad, la equivalencia entre masa y energía o la relatividad de la simultaneidad entre otros, siendo la fórmula E=mc2 o la paradoja de los gemelos dos de los ejemplos más conocidos».

«La relatividad especial tuvo también un impacto en la filosofía, eliminando toda posibilidad de existencia
de un tiempo y de un espacio absoluto en el conjunto del universo».