¿Cómo detectar relaciones tóxicas?

Relaciones Tóxicas

¿Tienes una relación tóxica en tu vida? Tal vez un amigo, tu pareja o alguien muy cercano, una relación tóxica es muy dañina, mental, espiritual y física.
Las relaciones tóxicas se detectan por las situaciones de miedo y la sumisión, existen una serie de desigualdades de ti mismo en relación a la otra persona.
Para detectar si una relación es tóxica vamos a indicar en este artículo varias formas en que podemos detectarla.

 

Sentimientos y relación tóxica

Sentimientos y relaciones tóxicas

Cuando nos sentimos como caminando en falso, en constante miedo de lo que hacemos y cómo lo hacemos, cuando nos mantenemos sigilosos y con mucho cuidado, porque la otra persona se podría sentir muy ofendida es cuando esa relación tóxica está presente.

La relación tóxica no nos permitirá que expresemos nuestros pensamientos, sentimientos y emociones, sentimos que nuestra libertad se ha terminado.

En la mayoría de las ocasiones siempre se trata del otro, siempre hay que complacerlo, para la relación tóxica no existimos, la otra  persona  es el centro de atracción.

Una relación tóxica compromete nuestros propios valores, nuestros valores son los valores de la relación o persona tóxica, con lo cual nuestros valores dejan de existir, dejamos de tener amistades, sólo las amistades de la relación , ya no tenemos intereses, sólo los de la relación tóxica.

En una relación tóxica no somos importantes sólo lo es la otra persona .

Agotamiento físico

Agotamiento físico y relaciones tóxicas

Nos sentimos durante todo el día agotados, cansados tanto física como emocionalmente y nuestra relación no es de adultos, la relación tóxica se habrá convertido en nuestro terapeuta, nuestro padre, nuestra madre o ese ser supremo que sabe qué es lo mejor para nosotros, cuando sólo nosotros lo sabemos .

Constantemente una persona tóxica se burla de nosotros, con bromas pesadas tanto en público como en privado y nos dice, «vaya cualquiera habría aceptado esa broma», claro cualquiera menos la  persona tóxica.

Una relación tóxica lo que hace es aprovecharse constantemente de nosotros, económicamente, anímicamente, físicamente, sexualmente. Nos convertimos en un almacén para esa persona o relación tóxica, nos encontramos ahí ,cuando nos necesita sencillamente nos toma .

Baja autoestima

Autoestima y relaciones tóxicas

Siempre nos estará exigiendo que estemos de acuerdo con la persona tóxica, nunca habrá una segunda opinión, si la persona dice algo siempre tenemos que estar de acuerdo, si hacen algo siempre tenemos que estar de acuerdo con las acciones de esa persona o relación .

Alrededor de esa relación tóxica siempre hay un drama constante, como una persona melodramática, cuando nos acercamos a la otra persona nunca sabemos la reacción de drama que pueda hacer, convirtiendo la relación en agotadora.

La relación tóxica nos hará tener un rol estricto y definido, no podemos tener nuestro rol, nuestros valores, nuestras ideas. Siempre tenemos un papel que jugar en su vida sin salirnos ni un milímetro y siempre esa persona tóxica será celosa de nuestros éxitos, en vez de disfrutar de nuestro éxito, la persona tóxica  nos va a valorar indicando que «eso lo puede hacer cualquiera» o «que habrá sido por suerte».

Las personas tóxicas sacan lo peor de nosotros, si tenemos una pizca de ira, dolor u odio, se darán a la tarea de sacarla con mucha fuerza, siempre sacarán lo peor de nosotros. Con lo cual siempre nos harán involucionar haciéndonos cada día una peor persona, tengamos cuidado y mantengámonos alerta a estas señales.

Nunca tendremos apoyo de una persona o relación tóxica, nunca nos dirá que está con nosotros , que nos apoya y a la hora de la verdad nos dará la espalda, nunca confiemos en este tipo de relaciones, no nos podemos fiar de ese tipo de personas, siempre nos engañarán y nos dirán «que lo hacen para nuestro bien», cuando es por su propio bien.

 

Revertir la Diabetes

 

Celos enfermizos

Celos y la Relación Toxica

Una relación tóxica siempre está llena de engaños, sospechas y paranoias, si nos acercamos a alguien inmediatamente se volverán celosos, si nos ven hacer algo nos malinterpretarán, si tenemos algún hábito o costumbre pensarán que es contra ellos , es una constante conductual.

Las personas o relaciones tóxicas nos absorben piensan que somos de su propiedad, todo lo que necesiten será para ellos, seremos sólo una herramienta y nada más, nos absorben , nos utilizan con lo cual nos desprecian, no tienen ni una pizca de respeto por nuestra persona.

Permanentemente cruzan todas nuestras fronteras, todos tenemos nuestros límites y las personas o relaciones tóxicas les da igual y nos arrastrarán a los límites que a esas personas les interese.

La sumisión es una característica en una relación así, no nos queda otra opción, será nuestro rol, la esclavitud el cual es uno de los peores males.

Habrá obstáculos constantes, en la relación de parejas hay obstáculos, en una relación tóxica es permanente, desde su inicio hasta el final de su existencia, es como transitar en un camino de espinas y no podemos salir de él.

Siempre nos harán sentir indignos, tienen la habilidad de llevar nuestra autoestima a lo más bajo posible ya que en ese punto nos hacen más manejables y nos hacen sentir de menor valor que la persona tóxica.

La persona o relación tóxica siempre va al pasado a traer lo malo, echándonos en cara cualquier cosa e incluso se acuerdan de cosas que nosotros no nos acordamos, siempre en constante reproche.

Jamás se harán responsables de nuestro dolor, nuestro sufrimiento o cualquier error que se produzcan en nuestro entorno. Si algo sale mal es siempre nuestra culpa, nos dirán «yo te lo dije».

Siempre se justifican de cualquier cosa que suceda, si hacen algo terrible contra nosotros, o cuando hacen algo malvado contra lo que sea, la persona tóxica dirá,» lo hice por el bien de la humanidad».

 

Relaciones de Pareja

 

Escusas y justificaciones

En cuanto a la división del trabajo observaremos que la persona tóxica hará que nosotros hagamos todo, ella no hará nada y se justificará, dirá «que está cansada», mientras nosotros nos machacamos.

Hay una extraña diferencia entre una relación tóxica y una abusiva, en muchas ocasiones no son lo mismo aunque sus límites no se aprecian mucho.

Una relación abusiva es puntual y nos puede llevar a límites insospechados, una relación tóxica es constante y permanente en todas las situaciones.

Si parte de lo comentado en este artículo les resuena o lo están viviendo, lo importante es darse cuenta de ello y es sólo en ese momento de toma de conciencia en que podemos tomar decisiones que repercutirán en nuestro futuro.
Si tenemos una relación tóxica debemos preguntarnos ¿para qué tengo una relación tóxica?, ¿qué es lo que debo aprender de ella?.
¿Quién quiero ser en relación a esta experiencia , quiero ser víctima o maestro de la situación?.

Terapia maltrato familiar

Métodos Holísticos

En BioNeuroEmoción una de las tareas que hacemos los Acompañantes es crear ese nivel de conciencia que la persona ha perdido en algún momento producto de pensar que son situaciones normales cuando en realidad estamos adormecidos. Un Curso de Milagros nos enseña que nosotros somos los responsables de nuestras vidas, más no culpables de lo que nos pasa. Cambiemos para ser mejores cada día y  convertirnos en adultos de Dios.

 

3 comentarios en «CÓMO DETECTAR RELACIONES TÓXICAS»

  1. Conozco varias relaciones así, hace poco estube a punto de caer en una.Pude darme cuenta porque era demasiado notoria la toxicidad y el destino me dió una ayudita.Gracias.Clarisimo el artículo.

    Responder
  2. Conozco varias relaciones así, hace poco estube a punto de caer en una.Pude darme cuenta porque era demasiado notoria la toxicidad y el destino me dió una ayudita.Gracias.Clarisimo el artículo.

    Responder

Deja un comentario