HELEN SCHUCMAN

Helen-Schucman

Helen Schucman y Un Curso de Milagros

¿QUIEN ES HELEN SCHUCMAN?

Helen Cohn Schucman (14 de julio de 1909 – 9 de febrero de 1981), cuyo nombre de soltera era Helen Cohn, fue una psicóloga e investigadora clínica norteamericana natural de Nueva York.

Fue profesora de psicología médica en la Universidad de Columbia de Nueva York desde 1958 hasta su retiro en 1976.

Se dio a conocer a nivel mundial principalmente por ser la escriba, en colaboración de su colega de profesión William Thetford, del libro Un Curso de Milagros (1975), primera edición cuyo contenido le había sido dictado por una Voz interior que se identificó como Jesús.

Una vez terminado el manuscrito en el año 1973, Helen Schucman de 64 años, pidió que se la mantuviera en el anonimato hasta después de su muerte en 1981, ella lo entregó a la Fundación para la Paz Interior, que luego se encargó de darle forma y su posterior publicación.

El libro fue publicado por primera vez en 1975 en inglés y ha sido traducido a más de cien idiomas, se ha convertido en una de las referencias más utilizadas y leídas por gente que se identifica con que existe otro camino.

Se ha convertido en una guía espiritual para aquellas personas que creen poder encontrar algo mucho más importante y valioso que las cosas materiales del mundo.

El 9 de febrero de 1981 Helen murió en la ciudad de Nueva York.

Al año siguiente, en memoria de Helen, la Fundación para la Paz Interior publicó «Los regalos de Dios»,
la colección completa de la poesía de Helen, escrita entre 1971 y 1978.

Aunque la poesía no fue escrita exactamente de la misma manera que el Curso, muchos de los
poemas tienen la misma cualidad de inspiración que éste.

En febrero de 1993, la primera traducción al castellano fue publicada por la Fundación para la Paz Interior.

En diciembre de ese mismo año había otras catorce traducciones en marcha y las ediciones en lengua alemana, portuguesa y francesa listas para distribuirse durante 1994 y 1995.

BIBIOGRAFIA DE HELEN SCHUCMAN

HELEN Schucman nació en 1909 y su nombre de soltera era Helen Cohn, creció en Nueva York, donde su padre, químico de gran éxito profesional, pudo proporcionar a su familia una vida muy acomodada.

Su padre no creía en Dios y no estaba interesado en ningún tipo de religión, sin embargo su madre era católica.

Helen al comienzo de su vida se mostró interesada en la religión católica, posteriormente se hizo judía y poco después dejó de creer en Dios y todas esas tonterías, como decía ella.

En su segundo año universitario conoció a un joven, Louis Schucman, que trabajaba en la biblioteca universitaria.

También él era un intelectual, y pronto comenzaron a discutir extensamente sobre libros y filosofía.

Un día una Voz le hablaba dentro de su cabeza y comenzó a darle instrucciones precisas.

Tuvo un ataque de pánico e inmediatamente llamó a su compañero Bill, con quien no se llevaba muy bien y le habló sobre esa Voz interna… ¡No me deja en paz!. ¿Qué te dice? -preguntó Bill.

Repite: «Esto es un curso de milagros, por favor toma notas» ¿Qué voy a hacer? — suplicó.

Con calma y dándole ánimos, Bill le dijo:—¿Por qué no tomas notas? Tómalas usando la taquigrafía que ya conoces.

—Pero Bill, persistía Helen, ¿qué pasará si es un galimatías sin sentido?

Entonces sabré seguro que me he vuelto loca.

Bueno, ya que no podemos hacerlo desaparecer, ¿por qué no tomas notas?; las llevas a la oficina mañana temprano antes de que llegue el personal y las revisamos juntos.

Helen colgó, fue al salón y le dijo a Louis (su esposo) que iba a trabajar al dormitorio y que saldría enseguida.

Cerró la puerta del dormitorio, apagó la luz del techo y se sentó en una silla junto a una lámpara de pie, permitiéndose escuchar.

Esto es lo que oyó aquella primera noche:

«Éste es un curso de milagros. Es un curso obligatorio. Sólo el momento en que decides tomarlo es voluntario. Tener libre albedrío no quiere decir que tú mismo puedas establecer el plan de estudios. Significa únicamente que puedes elegir lo que quieres aprender en cualquier momento dado. Este curso no pretende enseñar el significado del amor, pues eso está más allá de lo que se puede enseñar.
Pretende, no obstante, despejar los obstáculos que impiden experimentar la presencia del amor, el cual es tu herencia natural. Lo opuesto al amor es el miedo, pero aquello que todo lo abarca no puede tener opuestos.

Este curso puede, por lo tanto, resumirse muy simplemente de la siguiente manera:
Nada real puede ser amenazado.
Nada irreal existe.
En esto radica la paz de Dios.»

Aunque la Voz quería continuar, Helen tuvo un ataque de pánico y se negó a seguir.

Cerró su cuaderno de notas y lo puso en la cartera que llevaba a la oficina cada día, después fue al salón para decirle a Louis que se iba a la cama.

A la mañana siguiente Bill llegó al hospital a las 7:30 am, media hora antes de lo habitual; Helen ya había llegado y se encontraba en un estado de gran agitación.

«No sé que hacer, Bill, no sé que hacer con lo que me pasa.»

Bill le sugirió que le leyera lo que había anotado y se ofreció a transcribirlo a máquina diciéndole que
era mejor mecanógrafo que ella.

Helen logró leerlo a pesar de cierto tartamudeo muy poco habitual en ella. «Me suena bastante interesante, Helen —dijo Bill—. ¿Eso es
todo?» ¿Por qué no intentas escribir algo más esta noche? —sugirió Bill—. y así vemos que pasa.

PRINCIPIOS DE LOS MILAGROS

Esa noche la Voz comenzó a dictarle las primeras palabras del Curso de Milagros. Lo que oyó fue:

«Principios de los Milagros:

1. No hay grados de dificultad en los milagros. No hay ninguno que sea más «difícil» o más «grande» que otro. Todos son iguales. Todas las expresiones de amor son máximas.

2. Los milagros —de por sí— no importan. Lo único que importa Es su Origen, El Cual está más allá de toda posible evaluación.

3. Los milagros ocurren naturalmente como expresiones de amor. El verdadero milagro es el amor que los inspira. En este sentido todo lo que procede del amor es un milagro.

4. Todos los milagros significan vida, y Dios es el Dador de la vida. Su Voz te guiará muy concretamente. Se te dirá todo lo que necesites saber.

5. Los milagros son hábitos y deben ser involuntarios. No deben controlarse conscientemente. Los milagros seleccionados conscientemente pueden proceder de un falso asesoramiento.

6. Los milagros son naturales. Cuando no ocurren es que algo anda mal.»

Sonó el teléfono y se interrumpió el dictado. Helen no volvió a oír la Voz hasta que aquella noche en su casa continuó dictando exactamente donde había acabado, en el Principio n° 7 de los Milagros.

Aquella noche Helen acabó de anotar los cincuenta principios de los milagros con los que comienza el Texto.

Aunque se negaba a leer lo que había escrito, estaba anonadada.

No tenía ni idea de lo que era Un curso de milagros, y por lo que ella sabía, podía haberse limitado a aquellos cincuenta principios, pero de lo que sí estaba segura es que aquel material surgía de una Fuente muy autorizada en la que ella no creía intelectualmente.

QUE ES UN CURSO DE MILAGROS

Un Curso de Milagros

Un Curso de Milagros es un manual que nos ayuda a ver el mundo de forma real, dejando de lado nuestras percepciones, ayudándonos a ver el mundo libre de juicios o como
lo indica el mismo libro con una percepción inocente.

Es un manual de autoaprendizaje, nos enseña a diferenciar el mundo real del mundo de la ilusión, se basa en adiestrar a nuestro inconsciente mediante explicaciones y ejercicios que, según indica el mismo libro, el ego no entiende.

Consta de tres partes; el libro de texto con 31 capítulos donde explica que son los milagros desde varios ángulos; libro de ejercicios conteniendo 365 ejercicios a ser realizados uno por día; y el Manual para el Maestro que es un instructivo más profundo para aquellos que se quieran formar para enseñarlo.

Según las palabras recogidas en el propio libro, se trata de un curso que se puede resumir en tres grandes conceptos:

“Nada real puede ser amenazado. Nada irreal existe. En esto radica la paz de Dios”.

En la introducción del texto, se deja constancia claramente de que se trata de un curso de milagros.

Pero, ¿qué son los milagros? Los milagros son intercambios, pensamientos, principios y finales, son curativos porque son capaces de reemplazar las faltas, las ausencias.

Los milagros son naturales expresiones de amor.

El milagro es un recurso, una herramienta de aprendizaje, una forma de alcanzar la plenitud, de encontrar el camino espiritual.

Un Curso de Milagros es un tratado de entrenamiento de la mente, una preparación para crear unos sólidos cimientos hasta alcanzar la revelación necesaria, hasta la liberación.

Esta base de preparación es fundamental para no caer en ciertos errores, o dejarse llevar por el temor que una total liberación de la mente puede suponer.

El milagro es el medio para llegar a obtener un resultado final de curación a través de la mente.

Pero para ello, tienes que aceptar la separación del cuerpo, (incapaz de aprender por sí solo), de la mente, (la única capaz de hacer los milagros). Es necesario tener el control necesario para ahuyentar sentimientos como el miedo o la confusión, obstáculos que pueden limitar tu poder y tu capacidad mental.

Este es el compendio general de “Un curso de milagros” de Helen Schucman, en el que aborda otros temas, repartidos en diferentes capítulos, como “La curación del sueño”, “El perdón de las ilusiones”, “El deseo de ser especial” o “La guerra contra ti mismo”, entre otros.

Ejercicios prácticos de “Un Curso de Milagros”

El libro está compuesto por 365 ejercicios, para ser realizados uno cada día del año, con posterioridad de haber comprendido el libro de texto para así poder aplicar los fundamentos del mismo con eficacia.

Los ejercicios tienen como principal objetivo despejar tu mente, entrenarla para encontrar la liberación, la separación del entendimiento, la anulación de cómo ves ahora las cosas, para llegar a la iluminación hasta conseguir la verdadera percepción del mundo.

Son ejercicios sencillos aunque sí es necesario que se practiquen siguiendo las pautas de forma detallada y precisa, tal y como vienen indicadas en el libro.

También es importante que no te marques barreras.

Tienes que configurar y modificar tu pensamiento de raíz para no pensar ni sentir que hay alguna situación en tu vida a la que no puedes aplicar las ideas expuestas.

Desde un principio, no cabe la posibilidad de considerar las limitaciones.

Estos ejercicios te ayudarán a aumentar tu capacidad mental sin que te suponga ningún esfuerzo.

Si tienes que convencerte o modificar tu pensamiento en favor de las propuestas mencionadas, es que tu mente no está todavía preparada.

Por eso es recomendable disponer de la base teórica previamente.

El libro de ejercicios está divididos en dos partes, compuestas de diferentes lecciones cada una de ellas.

Algunos de los temas tratados en la primera parte son lecciones como “Nada de lo que veo…significa nada”, “Estoy disgustado porque veo un mundo que no tiene significado”, “Puedo escaparme del mundo que veo renunciando a los pensamientos de ataque” o “He inventado el mundo que veo”.

En la segunda parte encontramos lecciones que versan sobre “El miedo aprisiona al mundo. El perdón lo libera”, “Hoy me envuelve la paz de Dios y me olvido de todo excepto de Su Amor”, “Hoy no utilizaré los ojos del cuerpo” o “Yo soy el medio para la salvación, así
como su fin”.

El libro «Manual para el maestro», es un complemento para las personas que se quieran dedicar a su enseñanza posterior, es opcional y profundiza un poco más todo lo referente a su enseñanza.

Fuentes:

Libro: Un Viaje sin Distancia – Robert Skutch
Un Curso de Milagros – Helen Schucman