FRASES DE UN CURSO DE MILAGROS

Imagen Curso de Milagros

Restaurador Corporal

RECOPILACIÓN DE FRASES DE UN CURSO DE MILAGROS

Un Curso de Milagros

A continuación te dejamos con algunas de las frases y  enseñanzas de Un Curso de Milagros.

INTRODUCCIÓN

Éste es un curso de milagros. Es un curso obligatorio.Sólo el momento en que decides tomarlo es voluntario. Tener libre albedrío no quiere decir que tú mismo puedas establecer el plan de estudios. Significa únicamente que puedes elegir lo que quieres aprender en cualquier momento dado. Este curso no pretende enseñar el significado del amor, pues eso está más allá de lo que se puede enseñar. Pretende, no obstante, despejar los obstáculos que impiden experimentar la presencia del amor, el cual es tu herencia natural. Lo opuesto al amor es el miedo, pero aquello que todo lo abarca no puede tener opuestos.

Este curso puede, por lo tanto, resumirse muy simplemente de la siguiente manera:

Nada real puede ser amenazado.

Nada irreal existe.

En esto radica la paz de Dios

CÓMO INVERTIR EN LA REALIDAD

T-Cap12-SIII-P1

Te pedí una vez que vendieses todo cuanto tuvieses, que se lo dieses a los pobres y que me siguieras. Esto es lo que quise decir: si no inviertes tu atención en ninguna de las cosas de este mundo, puedes enseñarle a los pobres dónde está su tesoro. Los pobres son sencillamente los que han invertido mal, ¡y vaya que son pobres! Puesto que están necesitados, se te ha encomendado que los ayudes, pues te cuentas entre ellos.

ACERCA DE LAS CREENCIAS

T-Cap1-SII-P1

Eres libre de creer lo que quieras, y tus actos dan testimonio de lo que crees.

LA PEQUEÑEZ EN CONTRAPOSICIÓN A LA GRANDEZA

T-Cap15-SIII-P4

Mas debes canalizar todos tus esfuerzos contra la pequeñez, pues para proteger tu grandeza en este mundo es preciso mantenerse alerta. Mantenerse continuamente consciente de la propia grandeza en un mundo en el que reina la pequeñez es una tarea que los que se menosprecian a sí mismos no pueden llevar a cabo. Sin embargo, se te pide que lo hagas como tributo a tu grandeza y no a tu pequeñez. No se te pide que lo hagas solo. El poder de Dios respaldará cada esfuerzo que hagas en nombre de Su amado Hijo.

LA IRREALIDAD DEL PECADO

T-Cap2-SI-P3

El jardín del Edén -la condición que existía antes de la separa­ción- era un estado mental en el que no se necesitaba nada. Cuando Adán dio oídos a «las mentiras de la serpiente», lo único que oyó fueron falsedades. Tú no tienes por qué continuar cre­yendo lo que no es verdad, a no ser que así lo elijas. Todo ello puede literalmente desaparecer en un abrir y cerrar de ojos por­que no es más que una percepción falsa.

Libro de Un Curso de Milagros descarga Pdf

LOS DOS MUNDOS

T-Cap31-SI-P7

Solamente se pueden aprender dos lecciones. Cada una de ellas da lugar a un mundo diferente. Y cada uno de esos mundos se deriva irremediablemente de su fuente. El mundo que ves es el resultado inevitable de la lección que enseña que el Hijo de Dios es culpable. Es un mundo de terror y desesperación. En él no hay la más mínima esperanza de hallar felicidad. Ningún plan que puedas idear para tu seguridad tendrá jamás éxito. No puedes buscar dicha en él y esperar encontrarla. Mas éste no es el único resultado que se puede derivar de lo que has aprendido. Por mucho que te hayas esforzado por aprender la tarea que elegiste, la lección que refleja el Amor de Dios es todavía más fuerte. Y aprenderás que el Hijo de Dios es inocente, y verás otro mundo.

T-Cap31-SI-P8

En el mundo que resulta de la lección que afirma que el Hijo de Dios es inocente no hay miedo, la esperanza lo ilumina todo y una gran afabilidad refulge por todas partes. No hay nada en él que no te invite amorosamente a ser su amigo y a que le permitas unirse a ti. Ni una sola llamada deja jamás de oírse, se interpreta erróneamente o se queda sin contestar en el mismo lenguaje en que se hizo. Y entenderás que ésta es la llamada que todos los seres y todas las cosas en el mundo siempre habían hecho, pero que tú no habías percibido como tal. Y ahora te das cuenta de que estabas equivocado. Te habías dejado engañar por las for­mas que ocultaban la llamada. Por lo tanto, no la podías oír, y así, perdiste un amigo que siempre quiso ser parte de ti. La eterna y queda llamada de cada aspecto de la creación de Dios a la totalidad se oye por todo el mundo a la que esta otra lección da lugar.

UNIDAD  Y AMOR

T-Cap26-SIX-P1

Mira a tu hermano con dulzura. Contempla amorosamente a aquel que lleva a Cristo dentro de sí, para que puedas ver su gloria y regocijarte de que el Cielo no esté separado de ti.

EL DESPERTAR

T-Cap26-SIX-P4

¿Qué son cien años para Ellos, o mil, o cientos de miles? Cuando Ellos llegan, el propósito del tiempo se consuma.

RESURRECCIÓN Y TOMA DE CONCIENCIA

T-CapVI-SI-P7

Tu resurrección es tu redespertar.

T-CapIII-SIV-P7-V12

«Muchos son los llamados, pero pocos los escogidos» debería rezar: «Todos son llamados, pero son pocos los que eligen escuchar.» Por lo tanto, no eligen correctamente. Los «escogidos» son sencillamente los que eligen correctamente más pronto.

LOS MILAGROS

T-CapI-SI-P6-7

Los milagros son naturales. Cuando no ocurren, es que algo anda mal.
Todo el mundo tiene derecho a los milagros, pero antes es nece­sario una purificación.

EL PERDON DE DIOS

LE-L46-P1

Dios no perdona porque nunca ha condenado.Y primero tiene que haber condenación para que el perdón sea necesario.

T-Cap13-P4

Este mundo es la imagen de la crucifixión del Hijo de Dios. Y hasta que no te des cuenta de que el Hijo de Dios no puede ser crucificado, éste será el mundo que verás. No podrás compren­der esto, no obstante, hasta que no aceptes el hecho eterno de que el Hijo de Dios no es culpable. Él sólo merece amor porque sólo ha dado amor. No se le puede condenar porque él nunca ha con­denado. La Expiación es la última lección que necesita aprender, pues le enseña que puesto que nunca pecó, no tiene necesidad de salvación.

Restaurador Corporal

ACERCA DE LO JUICIOS

LE-L198

Sólo mi propia condenación me hace daño.

ACERCA DEL PLANIFICAR

LE-L135-P11

La mente que ha sanado no planifica. Simplemente lleva a cabo los planes que recibe al escuchar a una Sabiduría que no es la suya. Espera hasta que se le indica lo que tiene que hacer, y luego procede a hacerlo. No depende de sí misma para nada, aunque confía en su capacidad para llevar a cabo los planes que se le asignan. Descansa serena en la certeza de que ningún obstáculo puede impedir su avance hacia el logro de cualquier objetivo que sirva al gran plan que se diseñó para el bien de todos.

T-CapI-SV-P3-V4

«Excepto que os volváis como niños pequeños» significa que a menos que reconozcas plenamente tu completa dependencia de Dios, no podrás conocer el poder real del Hijo en su verdadera relación con el Padre. El que los Hijos de Dios sean especiales no procede de una condición de exclusión sino de una de inclusión. Todos mis hermanos son especiales. Si creen estar privados de algo, su percepción se distorsiona.

HAZ EL BIEN

T-Cap27-SI-P1-V3

Si recorres el camino de la bon­dad, no tendrás miedo del mal ni de las sombras de la noche. Mas no pongas símbolos de terror en tu senda, pues, de lo con­trario, tejerás una corona de espinas de la que ni tu hermano ni tú os podréis escapar.

LA ENFERMEDAD

T-Cap10-SIII-P6-7

En el Reino no hay idólatras, sino un gran aprecio por todo lo que Dios creó, debido al sereno conocimiento de que cada ser forma parte de Él.  El Hijo de Dios no sabe de ídolos, pero sí sabe Quién es su Padre.  En este mundo la salud es el equivalente de lo que en el Cielo es la valíaNo es mi mérito lo que te aporto sino mi amor, pues tú no te consideras valioso.  Cuando no te conside­ras valioso enfermas, pero la valía que te adjudico puede curarte porque la valía del Hijo de Dios es una y la misma.  Cuando dije: «Mi paz os doy», eso es exactamente lo que quise decir.  La paz te llega de parte de Dios a través de mí.  Es para ti aunque tú no la pidas.

 Cuando un hermano está enfermo es porque no está pidiendo paz, y, por lo tanto, no sabe que ya dispone de ella.  Aceptar la paz es negar lo ilusorio, y la enfermedad es una ilusión.  Todo Hijo de Dios, no obstante, tiene el poder de negar lo ilusorio en cualquier parte del Reino simplemente negándolo completamente en sí mismo.  Yo puedo curarte porque te conozco.  Conozco tu valía por ti, y esta valía es lo que te hace íntegro.  Una mente íntegra no es idólatra ni sabe de leyes conflictivas.  Te curaré simplemente porque sólo tengo un mensaje, y ese mensaje es verdad.  Tu fe en él te hará íntegro cuando tengas fe en mí.

T-Cap27-SI-P3

Siempre que consientes sufrir, sentir privación, ser tratado injustamente o tener cualquier tipo de necesidad, no haces sino acusar a tu hermano de haber atacado al Hijo de Dios. Presentas ante sus ojos el cuadro de tu crucifixión, para que él pueda ver que sus pecados están escritos en el Cielo con tu sangre y con tu muerte, y que van delante de él, cerrándole el paso a la puerta celestial y condenándolo al infierno.

La imagen que de ti le ofreces, te la muestras a ti mismo y le impartes toda tu fe.

El poder de un testigo transciende toda creencia debido a la convicción que trae consigo. Se le cree porque apunta más allá de sí mismo hacia lo que representa. Tu sufrimiento y tus enferme­dades no reflejan otra cosa que la culpabilidad de tu hermano, y son los testigos que le presentas no sea que se olvide del daño que te ocasionó, del que juras jamás escapará.

Aceptas esta lamenta­ble y enfermiza imagen siempre que sirva para castigarlo. Los enfermos no sienten compasión por nadie e intentan matar por contagio. La muerte les parece un precio razonable si con ello pueden decir: «Mírame hermano, por tu culpa muero».

La enfermedad no es sino una «leve» forma de muerte, una forma de venganza que todavía no es total. No obstante, habla con certeza en nombre de lo que representa. La amarga y desolada imagen que le has presentado a tu hermano, tú la has contemplado con pesar. Y has creído todo lo que dicha imagen le mostró porque daba testimonio de su culpabilidad, la cual tú percibiste y amaste.

Enlaces relacionados

10 comentarios en “UN CURSO DE MILAGROS FRASES”

  1. Como dice en el curso: «hay una manera de vivir en el mundo que no es de este mundo, aunque aparenta serlo, no cambias de apariencia pero sonríes más a menudo»

  2. Soy estudiante de ucd
    Y SOY feliz, poco a poco estoy aprendiendo y cada día me enamoro más del libro a pesar que es difícil,. Y digo constantemente la Oración que está en mi. Al despertar, en reunión..Estoy aquí, únicamente para ser útil………..Felicidades, Bendiciones

  3. Estoy fascinada con toda esta informacion llevo 5 anos siguiendolos debo confesar q aveces me da temor pues no logro entender aun ciertas lecciones pero decidi soltar y confiar creo q esta ensensnza es lo maximo y es la pura verdad la cual nos hace libres me encanta gracias dios les bendiga grandemente reyna montilla venezuela

Deja un comentario